Adif completa nuevo hito en la alta velocidad en Madrid Chamartín Clara Campoamor con la puesta en servicio de dos nuevas vías

    0

    Adif AV completa un nuevo hito en alta velocidad en la estación madrileña de Chamartín Clara Campoamor, con la puesta en servicio completa de dos vías, la 14 y la 15, tras completar su conversión de ancho ibérico a ancho estándar o internacional.

    Las dos vías, que tienen carácter de ‘pasantes’, con acceso por el norte y el sur, forman parte del plan de transformación de la estación multimodal, que verá duplicará su capacidad para la alta velocidad, desde las 6 vías iniciales hasta un total de 12 vías, todas ellas pasantes, más una vía destinada a estacionamiento.

    Para hacerlo posible, las vías 20 y 21 se han transformado en pasantes, con acceso desde la cabecera norte y sur de la estación; se han convertido a ancho estándar las vías 14 y 15 y se construyen 4 nuevas vías pasantes de alta velocidad: 22, 23, 24 y 25. Asimismo, se trabaja en el refuerzo de pilas y la ampliación de estructuras para abordar la ampliación del vestíbulo sobre estas vías y un nuevo paso peatonal subterráneo que enlazará todas las vías de alta velocidad con el vestíbulo Central; actuaciones que se desarrollarán en 2024.

    Una vez completadas estas actuaciones, Madrid Chamartín Clara Campoamor pasará a disponer de 27 vías: 12 de ellas, destinadas a la alta velocidad en ancho estándar, y 15 a Cercanías y media y larga distancia en ancho ibérico.

    Con esta transformación, se incrementa la capacidad para un mayor número de circulaciones de trenes de alta velocidad y un tráfico más fluido, al tiempo que se aumenta la flexibilidad y se da respuesta al crecimiento de los servicios de alta velocidad provenientes de la Comunidad Valenciana y Murcia, así como al incremento del resto de líneas de la red de alta velocidad desde el norte de la Península.

    Madrid-Chamartín-Clara Campoamor aborda en paralelo otra operación estratégica: la ampliación de su vestíbulo hacia el norte, el este y el sur -con la que duplicará su superficie- y la reordenación y accesibilidad del flujo de viajeros, además de la optimización de los recorridos peatonales. A la complejidad técnica de estas actuaciones, se suma el hecho de que se desarrollan manteniendo la circulación de trenes y viajeros por la estación.

    Nueva etapa de transformación tras completar la primera fase
    Este mismo mes, el 21 de diciembre, concluía la primera fase de la transformación de la estación, en la que se ha modernizado la infraestructura en 7 vías convencionales y de Cercanías y 6 andenes y se ha ampliado el vestíbulo principal sobre las vías 1 y 4. Asimismo, se han instalado aparatos de vía y señalización para incrementar la velocidad de circulación y facilitar la gestión de los servicios de Cercanías.

    Adif inicia ahora una nueva fase de la transformación de Madrid-Chamartín Clara Campoamor, que discurrirá durante 2024, en la que se actuará sobre 7 vías de convencional y Cercanías -entre la 6 y 13, que prestan servicio por el túnel de Recoletos-, montando aparatos de vía y modernizando la señalización en las vías de ancho ibérico 7 y 8; y se continuará ampliando el vestíbulo principal entre las vías 5 y 13.

    Estas actuaciones se completan con carácter previo a la remodelación integral de la estación y su entorno urbano, que convertirá a la estación en un nodo multimodal de referencia internacional en diseño y sostenibilidad. En su conjunto, las inversiones previstas en la transformación de Madrid-Chamartín Clara Campoamor superarán los 1.000 millones de euros.

    Todas estas actuaciones contribuyen a la consecución de los ODS 9 (promoción de infraestructuras fiables, sostenibles y de calidad), 11 (acceso a sistemas de transporte seguros, accesibles y sostenibles), 8 (contribución al crecimiento económico y el empleo) y 7 (eficiencia energética).

    Financiación europea
    Las actuaciones de transformación de Madrid Chamartín Clara Campoamor, con una inversión de 326 millones de euros, cuentan con financiación europea, a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Financiado por la Unión Europea – NextGenerationEU.