En la última semana Adif ha presentado algunas de las acciones que va impulsar en su estrategia de movilidad y algunas de las medidas incluidas en la línea de actuación de descarbonización y energías renovables del Plan de Lucha Contra el Cambio Climático que Adif y Adif Alta velocidad han aprobado para el periodo 2018-2030.

La protección de la salud y luchar contra la contaminación atmosférica en el ámbito de la movilidad urbana y aumentar la contribución del ferrocarril a los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero figuran como objetivos principales en esta estrategia.

Por un lado, Adif implantará próximamente la prueba piloto del proyecto Ecomilla en la estación Madrid Puerta de Atocha, lo que supondrá una reordenación de espacios de los distintos aparcamientos de la terminal. El proyecto Ecomilla tiene como objetivo la creación de áreas de cero emisiones en torno a las estaciones, para fomentar una movilidad sostenible en la primera y última milla de los viajeros (traslado desde el destino inicial a la estación y desde la estación al destino final).

En consonancia con este proyecto la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, y el presidente de la asociación Red de Ciudades por la Bicicleta, Antoni Poveda, han suscrito en FITUR un acuerdo de intenciones para impulsar políticas de fomento de la intermodalidad ferrocarril – bicicleta, con los objetivos de colaborar en la protección de la salud y de luchar contra la contaminación atmosférica en el ámbito de la movilidad urbana.

El acuerdo, vigente durante cuatro años, prevé la creación de un grupo de trabajo para impulsar la intermodalidad ferrocarril – bicicleta, tanto para la movilidad cotidiana como para la movilidad de ocio y turismo.

Ante realidades como el dato de que más del 50% de la contaminación del aire proviene de la movilidad urbana, y la diversa problemática sobre el tráfico de las vías urbanas e interurbanas, ambas partes coinciden en la necesidad de desarrollar una acción conjunta y coordinada para impulsar el uso combinado del ferrocarril y la bicicleta en los ámbitos urbano e interurbano, con la firme determinación de mejorar la calidad del aire.

Esta estrategia de movilidad busca reordenar la jerarquía de los actores de la movilidad urbana, priorizando al peatón y situando después, por este orden, a bicicletas, patinetes y motocicletas, transporte colectivo masivo, taxis y VTC, y vehículos compartidos. En último lugar aparecería el coche privado.

En el período 2020-2023, la Red de Ciudades por la Bicicleta apuesta, entre otros objetivos, por facilitar la intermodalidad entre bicicleta y transporte público, para que todos los modos de transporte público importantes de cada ciudad y región dispongan de un aparcamiento seguro para bicicletas y para plantear la posibilidad de disponer de flotas de bicicletas en las principales estaciones de destino.

El acuerdo permitirá impulsar y desarrollar el proyecto Ecomilla, que tiene como objetivo la creación de áreas de cero emisiones en torno a las estaciones de tren. En la fase I del proyecto piloto, los parkings de Puerta de Atocha se transformarán en un espacio priorizado para la movilidad activa así como para vehículos de cero emisiones. Incorporará espacios para aquellos medios de transporte saludables y sostenibles, como las bicicletas, compartidas y privadas, los patinetes y las motocicletas, ambos compartidos.

A lo largo de este año se definirán la segunda y tercera fase de esta experiencia piloto. En la segunda fase está previsto poner en marcha la zona logística sostenible (reparto de paquetería última milla mediante vehículos de cero emisiones) e instalar los puntos de recarga para vehículos eléctricos, así como un área divulgativa sobre la movilidad activa, la electromovilidad y el uso compartido. En la tercera fase se realizará la remodelación integral del aparcamiento P4 para convertirlo en una zona cero emisiones.

Con este Plan, Adif y Adif AV se alinean con los principales compromisos internacionales existentes en materia de lucha contra el cambio climático, contribuyendo tanto a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas (en concreto al objetivo nº 13 “Acción por el Clima”) como al pacto alcanzado por los países firmantes con el Acuerdo de París.