Alstom, en colaboración con la región alemana de Braunschweig, el Centro Aeroespacial Alemán (DLR) y la Universidad Técnica de Berlín (TU Berlin), probará por primera vez en el mundo el sistema de conducción automática  ATO (Automatic Train Operation) en una línea regional. El proyecto, que se iniciará en 2021, tiene como objetivo optimizar el uso de la infraestructura, reducir del consumo energético de la operación  y aumentar el confort de marcha.

Tras evaluar las vías seleccionadas y el equipamiento necesario para la operación automática, las pruebas se llevarán a cabo con dos trenes regionales Coradia Continental  propiedad de la compañía RGB [1] GmbH.

Para el proyecto, Alstom equipará dos trenes de la plataforma Coradia Continental con tecnología ETCS [2] y un equipo adicional de Operación Automática de Trenes (ATO). Este sistema permitirá a los trenes operar automáticamente y probar en paralelo distintos grados de automatización (GoA): GoA3 en la operación regular con pasajeros, y GoA4 durante las maniobras. El nivel de automatización GoA3 se refiere a trayectos en los que el tren es completamente autónomo, pero con una persona en la cabina que pueda intervenir en caso de emergencia. En el caso de las operaciones GoA4, éstas se realizan sin ningún tipo de asistencia ni personal a bordo, pero con la posibilidad de control remoto.

La Operación Automática de Trenes es uno de los desafíos más emocionantes de la industria ferroviaria, que permitirá optimizar la gestión de las operaciones ferroviarias. Gracias a la inteligencia artificial, se podrá conseguir un transporte ferroviario regional de pasajeros más eficiente y económico.

En el marco de este proyecto, Alstom pondrá en práctica su dilatada experiencia en el campo de los metros automatizados y tecnología ATO. La compañía dirige actualmente el proyecto ATO a nivel europeo, dentro del programa Shift2Rail, y participa en un proyecto de tren de mercancías completamente autónomo con la SNCF.

Mayor capacidad operativa y menor consumo energético

La tecnología ATO para la conducción automática de trenes ya ha demostrado sus ventajas y funcionalidad en sistemas de metro. Gracias a esta tecnología, los trenes pueden operar con intervalos más cortos, lo que permite aumentar la capacidad de la red ferroviaria (mayores frecuencias). También permite reducir significativamente el consumo de energía, ya que los trenes circulan a una velocidad uniforme, evitando aceleraciones o frenazos bruscos. La instalación de equipos de conducción automática, además, se pueden implementar sin necesidad de realizar grandes inversiones en la infraestructura.
Alstom es, desde hace tiempo, líder mundial en sistemas de metro sin conductor, pero ésta será la primera vez que se aplica esta tecnología de señalización ferroviaria a los trenes regionales de pasajeros.