El pasado 16 de marzo ante la evolución de la COVID-19, la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) que gestiona el servicio, apagó la red de estaciones y retiró todas las bicicletas de la vía pública para frenar los contagios. Sin embargo, tras evaluar y poner en marcha las medidas necesarias para prestar el servicio con seguridad, el Ayuntamiento ha decidido apostar por el papel fundamental de la bicicleta como alternativa a la movilidad también en esta situación excepcional que vive la capital. Así tras más de un mes fuera de servicio el Ayuntamiento de Madrid reabrirá BiciMAD el próximo miércoles, 22 de abril, a las 6:00 horas.

“Una vez establecidos los protocolos de seguridad necesarios que nos garantizan la capacidad de desinfectar el número de bicis que se vayan a utilizar, entendemos que es un medio de transporte responsable y adecuado en estos momentos para poder moverse por la ciudad”, manifesto el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.
 
Durante este tiempo, la EMT ha llevado a cabo la limpieza y desinfección de toda la flota, tanto de bicicletas como del resto de los vehículos utilizados en las tareas de redistribución del servicio. Igualmente se han evaluado las posibles soluciones para reabrir el servicio con las condiciones requeridas.
 
Tras reunir en el centro de operaciones de Fuencarral una flota de más de 3.000 bicicletas se les aplicó, mediante la técnica de pulverización dirigida, una solución desinfectante de actividad bactericida, fungicida y viricida de eficacia testada en laboratorio frente al coronavirus.
 
Desinfección nocturna y en calle
También durante estas semanas, se han buscado diferentes soluciones para implementar la limpieza diaria en el servicio y reducir, en la medida de lo posible, los riesgos para los usuarios. De esta forma, se realizarán labores de desinfección en calle de 22:00 h a 6:00 h en todas las estaciones. Se limpiarán y desinfectarán tanto las bicicletas como las superficies de contacto de la propia estación, pantalla y teclado de medios de pago. Vehículos especializados se desplazarán hasta cada una de las estaciones para proceder mediante pulverización a la desinfección de todo el sistema.
 
A pesar de estas medidas y teniendo en cuenta que la bicicleta pública es un medio de transporte individual pero compartido, la EMT informará a los usuarios de que será obligatorio el uso de guantes para coger uno de estos vehículos y de que, en la medida de lo posible, se evite el uso de la pantalla táctil del tótem priorizando otros canales como la aplicación de BiciMAD o la web www.bicimad.com.
 
La obligatoriedad del uso de guantes se establecerá en el decreto de reapertura de BiciMAD que firme el delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, la próxima semana. El Ayuntamiento de Madrid recuerda la importancia de cumplir con este imperativo hasta que se recobre la normalidad y advierte de que su incumplimiento podrá acarrear una sanción acorde a lo que establezca el ordenamiento jurídico y la retirada del abono de BiciMAD. Policía Municipal y agentes de movilidad velarán por su cumplimiento.
 
Apertura progresiva
El sistema volverá a estar operativo desde el miércoles que viene para todos los usuarios habituales, así como para aquellos que decidan darse de alta en este momento. Todas las estaciones reabrirán 24 horas al día, horario habitual del servicio.
 
El transporte de las 2.500 bicicletas desde el centro de operaciones de BiciMAD hasta las 208 estaciones se realizará de manera paulatina. En la fecha de reapertura el servicio contará con el 50 % de la flota y se alcanzará el total de la disponibilidad el 27 de abril.
 
De manera general y automática, los abonos anuales de todos los usuarios activos se prorrogarán el tiempo equivalente al cierre del servicio sin que sea necesario que el usuario contacte con atención al cliente o registre una incidencia. Aquellos usuarios dados de alta que no hubieran recogido su tarjeta no se verán afectados ya que, de manera habitual, el período de vigencia se activa cuando el tótem expende el abono. Tampoco les afectará a los usuarios ocasionales, ya que la facturación solamente tiene en cuenta el uso del servicio.