La Comunidad de Madrid ha incrementado en diez años un 64% la flota de autobuses urbanos e interurbanos con energías limpias

0

La red de Metro se ampliará en los próximos años 40 nuevos kilómetros, el mayor desarrollo de la última década

La Comunidad de Madrid ha logrado incrementar en un 64% el número de autobuses urbanos e interurbanos que se mueven con energías limpias en la última década, hasta alcanzar un total de 4.160, que operan en los 179 municipios de la región. Así lo ha destacado el consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez, durante la inauguración de la I Jornada de Movilidad que organiza Okdiario, en la que se abordan asuntos relacionados con la movilidad sostenible como generadora de empleo y aliada del crecimiento económico y la necesidad de un transporte eficiente en un contexto de crisis energética, entre otros.

En su intervención, Pérez ha señalado que Madrid fue pionera en la puesta en marcha del primer autobús eléctrico de España, en la línea Madrid-Tres Cantos, y cuenta con el primer vehículo movido con hidrógeno, que circula en la línea 4 de Torrejón. “Nuestro objetivo es alcanzar cero emisiones netas en 2050, apostando por los combustibles renovables”, ha señalado.

En este sentido, ha recordado la presentación del Bus de Uso Prioritario (BuP) con preferencia semafórica en la que participó la semana pasada la presidenta Díaz Ayuso, que servirá para conectar los nuevos barrios del sureste de la ciudad de Madrid -El Cañaveral, Los Cerros, Los Ahijones, Los Berrocales, el nuevo barrio del Ensanche de Vallecas y Valdecarros-, así como Madrid Nuevo Norte y también futuras conexiones interurbanas.

Por otro lado, el consejero madrileño se ha referido a los 40 nuevos kilómetros con los que se va a ampliar la red de Metro en los próximos años, el mayor desarrollo del suburbano madrileño en la última década, y ha destacado el caso de la línea 3 que unirá las estaciones de Villaverde Alto con El Casar, en Getafe. Está previsto que estas obras terminen a lo largo del próximo año.

También ha hablado del comienzo de los trabajos de prolongación de la línea 11 el próximo mes de noviembre, cuyo primer tramo comprenderá las estaciones de Plaza Elíptica y Conde de Casal (33,5 kilometros). Por su parte, la extensión de la línea 5 permitirá un nuevo acceso entre Alameda de Osuna y las Terminales T1, T2 y T3 del Aeropuerto Adolfo Suarez Madrid-Barajas a través de la línea 8, cuyas obras está previsto que comiencen el tercer trimestre de 2023.

Y en los terrenos de Madrid Nuevo Norte, considerado el mayor proyecto de regeneración urbana de Europa, se pondrá en marcha la primera línea automatizada de la red del suburbano, cuyo convenio se firmó el pasado mes de mayo.

A todo ello hay que sumar la construcción de cuatro nuevos intercambiadores de transportes (Valdebebas, Conde de Casal, Chamartín y Legazpi) que se unirán a los cinco ya existentes (Moncloa, Príncipe Pío, Plaza de Castilla, Avenida de América y Plaza Elíptica).

Las infraestructuras, motivo de inversión

“La extensa red de infraestructuras de la Comunidad es el motivo principal para el 40% de las grandes empresas extranjeras que operan en nuestra región”, ha señalado Pérez. En este sentido, ha explicado que las multinacionales valoran, a la hora de instalarse en un territorio, la disponibilidad de estructuras y servicios de telecomunicaciones, la calidad de las redes de proveedores, las carreteras, la extensión de centros logísticos y redes de distribución, así como la disponibilidad de suelo industrial y tren de alta velocidad.

El consejero de Transportes e Infraestructuras también se ha referido a los 32 millones de metros cuadrados de superficie dedicados a la logística en la región, el 58% cercanos al aeropuerto, Adolfo Suárez Madrid-Barajas, que convierten a Madrid en un “nodo logístico global, plataforma de Latinoamérica en Europa, puente con Asia y África y centro de distribución de la Península Ibérica”.