La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, ha comenzado a distribuir este lunes, en colaboración con el Ministerio de Transportes, 8.200 mascarillas de protección adquiridas por este Departamento para el personal de los servicios de transporte público municipal de los ayuntamientos que así lo han solicitado, así como del transporte público competencia de la Generalitat.

La distribución garantiza el reparto de dos mascarillas de protección para conductores, supervisores o personal de taller. En total, las mascarillas mejorarán y garantizarán la protección de más de 4.000 trabajadores y trabajadoras frente a la COVID-19.

De las 8.200 mascarillas que se han comenzado a distribuir, un total de 3.400 unidades se han repartido entre los trabajadores y trabajadoras de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana. El resto, se van a continuar repartiendo entre ayuntamientos como el de València, Sagunto, Gandía, Paterna o Alzira en la provincia de Valencia, Castelló, Onda, Vila-Real o Vinaròs en la provincia de Castellón; y consistorios como el de Alicante, Torrevieja, Elche, Orihuela o Benidorm en el caso de la provincia de Alicante.

La Generalitat también instalará dispensadores de hidrogel alcohólico en las principales estaciones de Metrovalencia y TRAM d’Alacant, a partir de primera hora de este martes, para reforzar la protección de las personas viajeras que se desplacen a sus centros de trabajo a través de la red de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana, así como de las líneas del Tram de Castelló, donde se instalarán dispensadores en el interior de los autobuses.

La Conselleria de Política Territorial, Obra Pública y Movilidad ha adoptado esta decisión siguiendo las indicaciones sanitarias de mantener una correcta higiene de manos con la finalidad de favorecer la prevención y frenar la expansión del coronavirus.

Recomendaciones a las personas usuarias

Desde la declaración del estado de alarma, FGV recomienda a las personas usuarias evitar el uso del transporte público, haciéndolo únicamente si es estrictamente necesario. Asimismo, se recomienda no utilizar el transporte público si se pertenece a un grupo de riesgo, como el de personas mayores o enfermos crónicos, entre otros, y no viajar si se ha sido diagnosticado de coronavirus o se presenta síntomas compatibles con la enfermedad.

Otra de las recomendaciones señala que cuando se está situado en el andén, a la espera de la llegada del tren o tranvía, se tratará de ocupar los espacios vacíos en toda su longitud para mantener la máxima separación con otras personas.

En el interior de trenes y tranvías, las personas viajeras tienen que distribuirse por los espacios vacíos en toda la longitud de la unidad y mantener la distancia de seguridad con otras personas usuarias y dejar libre el acceso de maquinistas a las cabinas.

También se recomienda evitar, en la medida de lo posible, sentarse frente a otro viajero o viajera, no ocupar el pasillo central para permitir el libre desplazamiento interior para subir o bajar del tren o tranvía y, pese a que los vehículos e instalaciones de FGV se desinfectan regularmente, lavarse las manos después de utilizar el servicio de transporte.