Renfe invierte cerca de 167 millones en grandes operaciones de mantenimiento de sus trenes de viajeros y mercancías

    0

    El objetivo es asegurar que los trenes estén en óptimas condiciones para operar de manera segura y confiable.

    A lo largo del 2024, Renfe invertirá 166,8 millones de euros en el mantenimiento denominado “grandes reparaciones” de sus trenes de viajeros y mercancías. Se trata de un tipo de mantenimiento preventivo e integral del material ferroviario, que se realiza de forma periódica, programada y de acuerdo con un protocolo preestablecido en sus planes de mantenimiento, sometiendo a los vehículos a un chequeo en profundidad sobre todos sus componentes y partes vitales para garantizar su funcionamiento con la seguridad requerida para su explotación.

    Desde Renfe Ingeniería y Mantenimiento, se prestan los servicios de mantenimiento y transformación de vehículos ferroviarios. Entre ellos, se encuentran las grandes operaciones de mantenimiento preventivo que se refieren a actuaciones más complejas que obligan a la inmovilización del vehículo para realizar una intervención integral sobre el mismo.

    Durante este mantenimiento se desmontan, reparan y vuelven a montar todos los componentes del vehículo con especial atención a los que tienen relación con la seguridad y fiabilidad, además se revisan, reparan o sustituyen aquellos elementos del vehículo que por un desgaste por uso necesitan ser sustituidos para mantener un alto nivel de confort al viajero y aquellos que por sus características especiales están próximos a finalizar su vida útil.

    Una vez finalizado el mantenimiento se realizan pruebas de funcionamiento estáticas y dinámicas para garantizar la correcta funcionalidad del vehículo. Esto ayuda a detectar y solucionar problemas antes de que ocurran, lo que a su vez contribuye a mantener la fiabilidad y la eficiencia de los trenes.

    Este tipo de mantenimiento se lleva a cabo en centros de especializados en actuaciones de segundo nivel, que es como se denomina a estas intervenciones. Estos centros son las bases de mantenimiento integral de Villaverde (Madrid), Los Prados (Málaga), Vilanova (Barcelona) y Valladolid para trenes de viajeros y las bases de mantenimiento de Córdoba, León y Miranda de Ebro para vagones de Mercancías.

    Con décadas de experiencia y combinando tradición e innovación, Renfe se ha convertido en referente en la prestación de servicios de mantenimiento integral y transformación de vehículos ferroviarios, además de otras muchas actividades industriales como la reparación de componentes ferroviarios, servicios de consultoría de ingeniería, gestión de instalaciones y diseño de talleres.

    Todo ello con un compromiso inquebrantable de la compañía con la sostenibilidad, calidad, innovación y seguridad, que son los pilares fundamentales en los que se basa la actividad de Renfe y siempre teniendo la máxima satisfacción del cliente final, tanto los viajeros como el transporte de mercancías, como principal propósito de la empresa.