La empresa ferroviaria estatal de Uzbekistán (UTY) ha confirmado hoy la decisión de adquirir a la fabricante española Talgo dos nuevos trenes de alta velocidad que serán idénticos a los que ya están en servicio en el país, el único de Asia Central que cuenta con servicios de ese tipo. El importe del contrato adjudicado asciende a 57 millones de euros y la puesta en servicio de las unidades adquiridas está prevista en 2021.

El proyecto se ha formalizado con la firma de la financiación aprobada por el Consejo de Ministros concedida a la República de Uzbekistán, con cargo al Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM), debido al elevado componente español del mismo.

Se trata de unidades compuestas por 11 coches y dos cabezas motrices en cada extremo, capacitadas para alcanzar una velocidad comercial de 250 km/h en aquellas líneas de nueva construcción que así lo permitan, y para desarrollar la máxima velocidad punta en líneas convencionales gracias a la tecnología de pendulación natural de Talgo.

Las nuevas unidades se operarán también bajo el nombre comercial Afrosiyob y se destinarán, como las cuatro gemelas ya en servicio, a la línea troncal de Uzbekistán entre la capital Taskent, la ciudad de Samarkanda, y las urbes de Qarshi, Bujará y Jiva.

El proyecto adjudicado contempla, además del suministro de dos unidades nuevas, la fabricación de cuatro coches adicionales: dos para cada una de las ramas del primer lote adquirido en 2009, de forma que la flota total estará compuesta por seis trenes de 11 coches cada uno.